La mayoría de las personas cuando piensan en empleo se remite a la búsqueda de trabajo en una empresa privada u opta por el empleo público a través de unas oposiciones. No obstante, ante la poca garantía que se tiene con esas opciones, y sumado a los tristes pronósticos que indican que en 2017 la creación de empleo se reducirá un 40%, el autoempleo resurge como una alternativa para evitar entrar en el paro.

¿Qué es el autoempleo?

Esta modalidad implica realizar una actividad empresarial o profesional por cuenta propia, y por tanto los beneficios así como los riesgos son también de dicha persona. Está relacionado con el emprendimiento y con el trabajo autónomo; por sus características, entre la cual quizás destaque lo complejo que es realizarlo, existe un gran temor generalizado para atreverse a emprender, ahora gracias al EQUIPO PUERTA 111, te ayudamos y acompañamos.

¿Por qué emprender?

Algunas de las razones más lógicas para emprender pueden ser por necesidad, ya que por no encontrar una oportunidad laboral o un empleo estable, algunos se ven motivados a seguir su instinto emprendedor.

Por otro lado hay personas que han decidido comenzar en el autoempleo por oportunidad, ya que detectaron que mediante la explotación de una idea de negocio, podría obtener beneficios.

Por último, también se puede emprender por vocación, dándose cuando una persona solamente se siente realizada a través de la creación de una empresa o negocio.

En concreto, las razones para emprender son distintas:

  • Por tener una idea de producto o negocio que se quiera llevar a cabo.
  • Por buscar independencia profesional en horario, funciones y beneficios monetarios.
  • Por haber detectado una necesidad en el mercado que puede llevar a un éxito posible.

Auto-emplearse tiene distintas ventajas tanto a nivel nacional como a nivel persona para aquél que lo realiza. A nivel nacional es una fuente más de empleo en la que si se tiene éxito, se podría generar trabajo para terceras personas. A nivel personal, el emprender permite ser tu propio jefe, obtener un beneficio o rentabilidad económica y desarrollar tus propias iniciativas y proyectos para conseguir la llamada auto-realización.

Quiero autoemplearme ¿Cómo lo hago?

Una vez que se ha tomado la decisión del autoempleo, hay una serie de cuestiones que se deben conocer para comenzar.

  • Definir el producto, servicio y negocio en general. Preparar un Plan de Negocio que será útil para facilitar la toma de decisiones estratégicas, así como para presentarlo a futuros inversores u organismos con el fin de conseguir subvenciones en caso de que fuera necesario.
  • No olvidar el estudio y análisis del mercado y la competencia. Se debe saber quién va a comprar y cómo vamos a llegar a ellos. También tendremos que conocer qué otras ofertas ya existen.
  • Cuidar las finanzas. La falta de liquidez es en muchas ocasiones lo que limita a las personas a adentrarse en el autempleo. Se deben considerar todas las opciones financieras que se tenga: préstamos, subvenciones o inversionistas.
  • Si se va a hacer la actividad como autónomo o como sociedad, se debe estudiar las diferentes formas y realizar la constitución legal de tu figura.
  • Buscar un Business Angel que esté dispuesto a aportar dinero, experiencia, contactos, etc. Existen redes de inversores y directorios donde se pueden localizar estas personas, por ejemplo el EBAN European Business Angels Network, o la versión de España AEBAN Asociación Española de Business Angels Networks.
  • Usar algún sitio web de micromecenazgo que permita conseguir la financiación del proyecto. Existen diversas plataformas, entre ellas la más conocida y destacable es Kickstarter usada para la financiación de proyectos creativos.

Para el emprendedor es importante la experiencia y conocimiento en distintas áreas, dado que la gestión integral de la empresa recae sobre si mismo, siendo muy útil disponer de una formación de calidad. Como medida para incrementar el autoempleo y facilitar el emprendimiento, distintas instituciones ofrecen cursos formativos a autónomos y emprendedores sin coste en la que se intenta formar de todas las áreas transversales de una organización.

Por mencionar algunas competencias básicas en las que se podría y debería formar un emprendedor son:

  • Liderazgo
  • Innovación
  • Creatividad
  • Trabajo en equipo
  • Toma de decisiones
  • Comunicación
  • Gestión Comercial

Como hemos visto, el autoempleo tiene muchas ventajas, pero por los riesgos y el sacrificio que conlleva, es importante prepararse antes de lanzarse a ello.

Extiendo un gran aplauso para aquellos dispuestos a seguir sus sueños emprendiendo y os comparto un vídeo para conocer más sobre cómo Emprender siendo joven.

Fuente: Revista digital Inesem